Y el discurso de la semana es….

discurso ganador

Esta semana ha sido especialmente prolífica en grandes intervenciones y discursos. La actualidad política catalana nos ha dejado perlas para el recuerdo, pero ha habido otras personalidades que -sin ser tan beligerantes- han realizado unas intervenciones memorables, de esas que posiblemente pasen a la historia.

Así que a partir de ahora, dado que la lectura de discursos ajenos es una gran fuente de inspiración y aprendizaje, vamos a dedicar los viernes a escoger el mejor discurso de la semana, siempre y cuando haya alguno que merezca la pena. ¿Nos ayudas?

Hagamos un repaso de los más destacados, pero con la mente muy abierta y con independencia de los sentimientos que a priori puedan causarnos las personas sobre las que vamos a hablar (ya ya veréis que son bien distintas).

¿Por qué hemos escogido estos tres como los mejores? Vamos a reflexionar sobre los mismos.

En el caso de Pablo Iglesias, el líder político nunca defrauda en sus intervenciones. Quien asiste a sus mítines espera un discurso que sea en sí mismo un espectáculo, lleno de frases ingeniosas. Y lo consigue. En este caso, toma una idea que previamente había ejecutado Artur Mas (contrincante político, al que Iglesias llama “pequeño pujol” en referencia a su mentor) y la desarrolla de modo sorprendente. Vehícula su mensaje político a través de un lenguaje basado en el doblaje al español de antiguas películas del Oeste, (adjetivos dentro de los nombres propios, verbos en infinitivo, ausencia parcial o total de preposiciones, etc)., y termina esta alocución con una sentencia a la que podríamos calificar de <lapidaria>:  “Mas, usted no es un indígena, es un hombre blanco haciendo el indio”. Es, en definitiva brillante.

Ha conseguido mucho ruido mediático, alentado además por las críticas  de líderes de otros partidos que han calificado esta intervención de infantil, en el mejor de los casos. Y no decimos que no lo sea, ni tampoco lo contrario. Lo que decimos es que esta intervención es un discurso sumamente original y absolutamente restringido a un contexto en particular, pero… En nuestra opinión las palabras -el código- se han impuesto al mensaje, lo diluyen.  Es más, desconocemos -porque no estábamos allí. si el Sr. Iglesias habló de más cosas.

Veamos ahora el de Arturo Pérez-Reverte. Impecable. Arranca con un agradecimiento y un toque de humor “Al agradecer este premio (que me conceden ustedes bajo su exclusiva responsabilidad) necesito (…)”. Posteriormente realiza un laudatio de personas relacionadas muy directamente con sus anfitriones, y aprovecha el último párrafo de su arranque para hacer alusión a todos los presentes en el acto. Desde el minuto uno ha conseguido que su público se identifique con él. Que diga: es de los nuestros. Es imposible hacer un arranque mejor. Sencillamente es perfecto.

Posteriormente, el periodista y académico, que tiene muy en cuenta a lo largo de su intervención el contexto, -entrega de un premio de periodismo- realiza una reflexión sobre el periodismo actual, basada en sus experiencias vitales (esto siempre aporta un valor añadido),  e introduce, desde esta visión personal, el mensaje: la prensa libre debe ser rigurosa, seria y veraz, pero cada vez se encuentran más casos de prensa servil al poder, periodistas que traicionan a su profesión. De esta quema, salva a sus anfitriones (respetuoso),  y acusa al poder de haber “maltratado y agredido” a la prensa (con lo que se reconcilia con sus compañeros de profesión).

Toda esta argumentación se sustenta en una serie de críticas atroces y comparaciones con lo que sucede en el resto del mundo, para finalizar con una consideración sobre lo que debe ser el periodismo. Es grande la frase en torno a la que gira el cierre: “¿Miedo?… Mira, chaval. Cuando lleves un bloc y un bolígrafo en la mano, quien debe tenerte miedo es el alcalde a ti”.

Por el motivo que sea, este tremendo discurso no ha trascendido demasiado. Sin embargo, le auguro larga vida en las redes sociales y en las escuelas de retórica, por su magnífica redacción y su soberbia adecuación a las circunstancias en las que ha sido pronunciado.

EL DISCURSO DE LA SEMANA

Y si estos dos discursos son bueno -y esperamos que nadie se sienta ofendido por haberlos puesto juntos- para nosotros el ganador de esta semana es el del Papa Francisco ante el Congreso de los EEUU.

¿Por qué? Esta es una intervención muy especial imposible de analizar sin escribir un libro entero. Por lo menos. Resumamos sus puntos fuertes:

  • Halagos: el arranque y la introducción son hermosos cumplido hacia los anfitriones y el público presente que todos están dispuestos a aceptar porque todos lo consideran verdad: Les agradezco la invitación que me han hecho a que les dirija la palabra en esta sesión conjunta del Congreso en «la tierra de los libres y en la patria de los valientes».  Le lleva varios minutos redondear el cumplido, pero fijáos bien en toda su introducción, porque es así exactamente como se debe hacer un halago. Es más, hasta cuando da un tirón de orejas, procura no ser ofensivo.
  • Citas: incluye citas religiosas propias del catolicismo en particular y del cristianismo en general (Nuevo Testamento, encíclicas, etc.), pero hace alusión también a pasajes de la Biblia cristiana que están presentes en la Torà y el Corán (no en vano al cristianismo, judaísmo e islamismo se las conoce también como las “religiones del libro”) .
  • Mimetismo con los líderes sociales estadounidenses: hace suyo el sueño de Martin Luther King; la justicia social promovida por Dorothy Day;  etc.
  • Identidad propia: de forma sutil, cuando lleva rato hablando de otros líderes o de causas sociales, recuerda quién es: alusiones a Laudato Si, a otros pontífices de la Iglesia Católica, etc.
  • Trata temas universales: la libertad, las guerras, el medioambiente, la inmigración, etc.

Estos factores y muchos más hacen que escojamos este como el discurso de la semana, pero puede que no estés de acuerdo.

¿Conoces otra intervención que se haya hecho durante estos días que merezca estar en el podio? Déjanos tu comentario!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s