Comenzamos en 3,2,1… ¡Arranque ya!

exordio discurso

Analizada la situación y recopiladas las ideas principales, conviene ya comenzar a dar forma a un discurso. Dentro de la estructura convencional de una intervención, la retórica clásica distingue hasta seis partes: exordiumnarratio,  partitio, confirmatio, refutatio peroratio. Y hoy vamos a ocuparnos de la primera: el exordium, al que a partir de ahora llamaremos aquí “arranque”.

Una de las cosas más difíciles de entender es que cuando se escribe un discurso no hay por qué comenzar por aquí. Un buen arranque es complicado de ejecutar sin caer en tópicos porque es tu carta de presentación. Existen varias teorías sobre lo que debe contener un arranque adecuado, la más popular de las cuales es que sirve para predisponer al público en tu favor. Pero esto no siempre se entiende bien.

¿Por qué? Básicamente porque un discurso debe adecuarse en todo momento al acto de comunicación en el que se imbrica.  Así pues, en muchos casos, el público ya está predispuesto a favor del emisor. Es el caso de un mitin político en el que asisten únicamente afiliados del partido, o un encuentro de una estrella del pop con sus fans. En serio, al protagonista prácticamente le basta con estar ahí de forma puntual y sonreír para ganarse el favor del público.

Entonces, ¿qué hacer? Lo primero, saludar. “Buenos días, buenas tardes, buenas noches, gracias por venir”, lo que corresponda. “Pero yo he estado en actos en los que se nombraba a un montón de gente antes de hacer ese saludo”. Si, es cierto. Las convenciones sociales exigen que primero se salude a los anfitriones del acto y a las autoridades si las hubiere. Desde luego, si está presente un jefe de Estado, habrá que nombrarlo. Pero en la mayoría de los casos esto se soluciona de forma sencilla: pregunta a los organizadores del acto quién estará presente. Veamos un ejemplo real:

Muchas gracias, muy buenas tardes a todos y a todas; señores Gobernadores y Gobernadoras de las distintas provincias argentinas; queridos actores y actrices nuestros, nacionales, argentinos; jóvenes: hoy es un día muy especial, (…) Arranque del Discurso de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner en un acto de anuncio e inauguraciones de obras pronunciado el 16 de septiembre. 

La presidenta hace un arranque sencillo, en el que simplemente saluda, ya que gracias al contexto sabemos que va a decir unas palabras en una inauguración, lo cual conlleva una serie de convencionalismos. No necesita más.

En otros casos, puedes agradecer a tus anfitriones que te hayan invitado y, si es el caso, recuerdes que no es la primera vez que estás con ellos. Veamos otro ejemplo real:

Habari.  President Kenyatta, let me just reiterate what I said at the summit earlier:  To you and the people of Kenya, thank you for the extraordinary welcome that you’ve given me, and for the same kindness that you’ve shown to me since my first visit to Kenya nearly 30 years ago.  I’m proud to return as the first U.S. President to ever visit Kenya while still in office.  I need to give a special acknowledgement to everybody in Alego and Kogelo and Kisumu. (…)  Arranque del Discurso del presidente de EEUU, Barack Obama, pronunciado en Kenya el 25 de julio de 2015.

Como verás, aquí no tienes ni idea de qué va a hablar el presidente a continuación, pero gracias a su arranque, si eres Kenia, ya vas a estar dispuesto a escucharle con gusto.

Más atrevido es iniciar el discurso de modo que sea el público quien se identifique contigo en la primera frase y que de esa forma se sientan importantes. Ejemplo:

Qué bonito es ver a la gente haciendo historia. Es emocionante ver a un pueblo sonreír en la puerta del Sol. Un pueblo con voz de gigante que pide cambio, justicia social y democracia. Veo aquí gente digna. Veo aquí la esperanza de construir entre todos un futuro mejor. Veo aquí soñadores. Bona tarda. Arratsaldeon. Boas tardes. Bienvenidos a Madrid.(…)  Arranque del Discurso del político español Pablo Iglesias en Madrid el 4 de febrero de 2015.

En este arranque, el político ya está ofreciendo pistas sobre la “importancia” de lo que va a decir después. No sólo eso, provoca en el público un estado de ánimo singular, haciéndoles partícipes y coprotagonistas -tal y como ya hemos señalado anteriormente- de los acontecimientos que van a suceder. Es, además, sumamente halagador para quien lo escucha, pero decimos que es más atrevido porque tienes que estar muy seguro de que realmente vas a lograr ese efecto. En caso contrario, abstente, porque puedes equivocarte por completo y lograr que la gente se te cierre en banda.

En otras ocasiones, el orador arranca simplemente explicando quién ha contactado con él y por qué motivo, lo que le permite introducir el tema del que va a hablar. Es el tipo de arranque normal en un acto social tipo boda, benéfico o concienciador. Esta vez, el ejemplo nos lo da un cantante:

Chris Anderson me preguntó si podía poner los últimos 25 años de campaña antipobreza en 10 minutos para TED. Ese es un inglés pidiéndole a un irlandés que sea escueto. (Risas) Le dije, “Chris, haría falta un milagro.” Él dijo, “¿Bono, no sería un buen uso de tu complejo mesiánico?” Así que, sí. Entonces, pensé, vayamos más allá de 25 años. Regresemos a antes de Cristo, tres milenios, a la época cuando, al menos en mi cabeza, el viaje por la justicia, la marcha en contra de la desigualdad y la pobreza realmente comenzó (…) Arranque del Discurso pronunciado por Bono en la conferencia anual de TED en 2013.

Como podrás observar existen muchas formas de arrancar un discurso. Así que antes de escribir el arranque, desde aquí te recomendamos que tengas bien claro qué es lo que quieres conseguir con tu discurso, e incluso que si no te sale, comiences antes escribiendo el resto de tu intervención y dejes el arranque para el final. ¿Por qué? Pues porque en ese momento ya tendrás más claro qué es lo que vas a decir y podrás escribir con más facilidad un arranque coherente con tu intervención y adecuado al contexto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s