La enumeración (letanías)

La enumeración, también llamada a veces letanía, es una figura retórica muy usual en discursos de todo tipo. Básicamente consiste en una agrupación de varias palabras, conceptos, hechos, etc.

Se utiliza normalmente para subrayar una idea principal:

“We shall defend our island, whatever the cost may be, we shall fight on the beaches, we shall fight on the landing grounds, we shall fight in the fields and in the streets, we shall fight in the hills; we shall never surrender”. (Winston Churchill)

Leer más »

Anuncios

¿Quién eres?

No, no vamos a hablar de filosofía. Al menos no ahora.

A la hora de escribir un discurso tienes que tener muy en cuenta quién eres. Pero no quién eres tú, la persona (que también), sino quién eres tú en el contexto del acto en que vas a participar, que por eso es por lo que escribes el discurso.

Demos un pequeño repaso a la Teoría de la Comunicación. Lo más básico: en todo acto de comunicación, y un discurso lo es, existe como mínimo un emisor, un receptor, un mensaje, un código, un canal y un contexto.

Tú eres el emisor. Eso lo tenemos claro. Pero ¿quién eres para tu receptor? Porque puedes ser muchas cosas al mismo tiempo, pero tendrás que elegir una.

Leer más »

¡Bienvenido!

Hoy es un día muy especial.

Durante años he escrito cientos o puede que miles de discursos, intervenciones, ponencias y artículos muy diversos. Son muchos los actos en los que nos vemos invitados a realizar una intervención pública, desde hablar en una boda hasta dar el resumen del balance anual en una Junta de Accionistas, pasando por las inauguraciones culturales; jornadas; ponencias; presentaciones de producto…

Hay quien tiembla ante esta perspectiva, sea cual sea la responsabilidad que asume. Y hay quien se lanza a hablar, hablar y hablar hasta que su público se queda dormido o le aplauden con tal de que se marche de escena.

Sea cual sea tu caso si has llegado hasta aquí es porque necesitas aprender a escribir un discurso con el que “quedar bien” y yo te puedo ayudar. Te puedo ayudar hasta a “quedar fenomenal”, aún cuando no tengas dotes naturales de orador. Y si las tienes, podrás desarrollarlas gracias a las técnicas y herramientas que vamos a ir desgranando en estas páginas.

Hoy es un día muy especial. Es el día en que comenzarás a entender que escribir un discurso puede ser fácil.