¡Pero si yo no he dicho eso!

ohoh

¿Cuántas veces has pronunciado (o escuchado) esta frase en tu vida? Y si eso te pasa con la gente que te conoce, imagina lo que sucede cuando te pones delante de un público que no sabe ni quién eres ni qué historia llevas detrás.

Leer más »

Anuncios

Una cuestión de géneros

¿Cómo sabes si llevas el bigote adecuado?
¿Cómo sabes si llevas el bigote adecuado?

Hay un momento para cada cosa y en esto de los discursos también. Posiblemente hayas llegado a esta página por motivos diversos: tienes una importante reunión con posibles inversores; quieres quedar bien con tu mejor amigo/a en su boda; vas ser el encargado de presentar a un autor importante, etc. Pues cada uno de estos actos merece un tipo de discurso distinto, con sus propios códigos. Son los llamados géneros, y saber en qué aguas te estás moviendo te proporcionará cierta seguridad extra que agradecerás para pasar el trance.Leer más »

Cómo fastidiarla a base de citas

Existen muchas formas de fastidiar una intervención pública, pero hay una en especial que suele ser muy del gusto de todo tipo de oradores: las citas célebres.

Ya oímos las protestas: pero si enriquece el texto (no siempre), añade minutos (¿en serio quieres aburrir aún más?), me hace parecer más listo/a (ahhhh, ¡te hemos pillado!, Y tu auditorio también, dalo por seguro).venenoLeer más »

Originalitis aguda: diagnóstico y tratamiento

DISCURSOS ORIGINALES

Si te das una vuelta por Internet, te darás cuenta de la epidemia que sufrimos de originalitis aguda. Todos los grandes gurús de las redes y los que aspiran a serlo insisten en que seamos  “originales” para distinguirnos de la competencia. Y esto tiene su traducción en intervenciones públicas extravagantes, que sí, llaman la atención, pero más por su extravagancia que por su contenido.

Leer más »

¿Sobre qué escribo? Tópicos y topicazos.

quotes-729173_1280

Existen una serie de temas a los que la retórica llama “tópicos” que van a serte muy útiles a la hora de escribir tu discurso, sobre todo en el desarrollo de ideas. Pero ojo, no hay que confundirlos con lo que en lenguaje coloquial solemos llamar “tópicos” y que aquí denominaremos “topicazos”: los alemanes son puntuales, a las mujeres no les gusta el fútbol, etc.Leer más »