Y ya para terminar…¡hablaré otra media hora!

Sólo de pensarlo se nos erizan los cabellos. Poneos en situación. Estáis en una conferencia, una jornada, una presentación, lo que sea, y de pronto el orador (ponente, jefe, presentador, etc) dice: y ya para terminar… Una media hora después sigue hablando y seguro que ha repetido como tres veces lo de “y ya para terminar”.

Los bostezos son el premio de los pelmas
              ¿Quieres que tu público bostece?

Da igual las veces que lo digamos, la de personas con las que hayamos hablado y la cara de absoluta aburrimiento que tratéis de poner a un ponente. Nadie se da por aludido. Es más, estamos a dos conferencias de iniciar una campaña en change.org para pedir a los oradores del mundo que dejen de decir “y ya para terminar”. Si aún no lo hemos hecho, es porque nos da un poco de vergüencita que nuestra petición aparezca junto a otras que a nos parecen mucho más importantes. Al fin y al cabo, de lo único que estamos protestando aquí es de que ¡nos aburrimos!

Pero vamos a intentarlo de nuevo.Leer más »

Anuncios