Oratoria para hombres, oratoria para mujeres.

¿Existen diferencias de género en la oratoria? Sí. La educación, la cultura, el entorno social y las tradiciones determinan una serie de condicionantes a los que bien podemos llamar “convenciones” y estas convenciones, nos guste o no, son distintas para hombres y para mujeres.

Podemos comenzar ahora en perdernos por la senda de la igualdad, pero no es el objetivo de este blog. Aquí lo que ofrecemos son las claves que hacen más efectivo un acto de comunicación muy concreto que es el discurso, y como todo en la vida, podemos lamentarnos porque las cosas son como son o aprovecharnos de ello. Y esto último es lo que vamos a hacer.

Mujer y hombre

Leer más »

Anuncios

Las 10 preguntas que deberías hacerte antes de escribir tu discurso

Muchas veces el problema de todo esto es que no sabemos por dónde empezar. Otras, lo que sucede, es que comenzamos sin realizar una reflexión previa. Básicamente, en ambos casos, lo que ocurre es que no tenemos un protocolo determinado a la hora de escribir un discurso que tiene que ser leído ante un auditorio.

Sí, la teoría la sabemos: las partes del discurso, frases que “enganchen”, la duración… Pero ¿qué tipo de guía seguir? ¿Cómo ejecutar los primeros pasos de una forma fiable y sólida para tener una buena base desde la que comenzar a trabajar?

Te ayudamos a conseguir tu objetivo
Consigue tu objetivo. Sin prisas. Sin pausas. 

Leer más »

¿Y si lo perfecto te usurpara el alma?

En ocasiones nos damos cuenta de que algunos oradores parecen estar incómodos en su propia piel. Aunque pueda parecer que son los nervios, el miedo escénico o vaya-usted-a-saber, en muchos casos vemos (y de forma muy clara) que existe una divergencia entre la persona y personalidad del orador y la idiosincrasia del discurso. Porque sí, un discurso tiene “vida propia” y por bueno que sea, puede ser inadecuado para según qué temperamentos, y esto es un problema. Grande además. ¿Cómo evitarlo?

La perfección puede ser enemiga de la sabiduría
A veces lo mejor es enemigo de lo bueno

Leer más »

Y ya para terminar…¡hablaré otra media hora!

Sólo de pensarlo se nos erizan los cabellos. Poneos en situación. Estáis en una conferencia, una jornada, una presentación, lo que sea, y de pronto el orador (ponente, jefe, presentador, etc) dice: y ya para terminar… Una media hora después sigue hablando y seguro que ha repetido como tres veces lo de “y ya para terminar”.

Los bostezos son el premio de los pelmas
              ¿Quieres que tu público bostece?

Da igual las veces que lo digamos, la de personas con las que hayamos hablado y la cara de absoluta aburrimiento que tratéis de poner a un ponente. Nadie se da por aludido. Es más, estamos a dos conferencias de iniciar una campaña en change.org para pedir a los oradores del mundo que dejen de decir “y ya para terminar”. Si aún no lo hemos hecho, es porque nos da un poco de vergüencita que nuestra petición aparezca junto a otras que a nos parecen mucho más importantes. Al fin y al cabo, de lo único que estamos protestando aquí es de que ¡nos aburrimos!

Pero vamos a intentarlo de nuevo.Leer más »

Cómo cruzar el océano con un piolet

Ah, surcar el ancho mar... #canal
El inmenso, oscuro y profundo azul…

En avión, en barco, en submarino. Hay muchas formas de cruzar el océano, pero ¿con un piolet? ¿En serio? Lo tienes claro, ¿no? Con un piolet, así sin más (no nos vale que digas que te lo llevas en la mochila y te suben al avión) es imposible. Pues sorprendentemente esto es lo que hacemos una y otra vez cuando se trata de comunicarnos con los demás.

Leer más »