El discurso del Rey (parte I)

(Aún no habían pasado ni dos minutos y, como siempre, se desató la polémica. Lo mejor es que muchos ni siquiera se pararon a escucharlo, y ese criticar por criticar, desgraciadamente, está muy presente en nuestras redes sociales. Pero también alegra tanta libertad, ¿no?)

Nos gustó mucho el discurso del Rey Felipe VI, su mensaje de Navidad, y por si alguien quiere volver a verlo, aquí abajo os lo dejamos:

Como no podía ser de otra forma, y ya auguramos, la unidad de España fue uno de los principales puntos tratados, si bien no podíamos imaginar que fuera a “mojarse” tanto.

Pero a lo que vamos. Nos gustó, y mucho, así que vamos a analizar algunos de sus puntos clave a través de unos cuantos post, porque fue un discurso mucho más sofisticado y complejo de lo que parece (aquí el texto íntegro).

Lo que más nos gustó:

1.- El arranque. En una única frase dijo todo lo que iba a decir a continuación, apelando además al espíritu navideño. Muy bonito.

…que la voluntad de entendimiento y el espíritu fraternal, tan propios de estos días, estén siempre muy presentes entre nosotros, en nuestra convivencia.

2.- La identificación del escenario en donde estaba con la historia común española fue brillante, y la historia común, además, fue el hilo conductor de todo el discurso como mejor argumento de la unidad de la nación, una idea repetida sin sutileza alguna y de forma bastante más clara y directa que en años anteriores. Destacamos entre otras estas frases:

En sus techos (del Palacio), en sus paredes, cuadros y tapices, en definitiva, en todo su patrimonio, se recogen siglos y siglos de nuestra historia común.

…debemos conocerla y recordarla, porque nos ayuda a entender nuestro presente y orientar nuestro futuro

La España actual es muy distinta de la España de los siglos que nos preceden gracias a una auténtica y generosa voluntad de entendimiento de todos los españoles, a un sincero espíritu de reconciliación y superación de nuestras diferencias históricas y a un compromiso de las fuerzas políticas y sociales con el servicio a todo un pueblo, a los intereses generales de la Nación, que deben estar siempre por encima de todo.

….la imposición de una idea o de un proyecto de unos sobre la voluntad de los demás españoles, solo nos ha conducido en nuestra historia a la decadencia, al empobrecimiento y al aislamiento.

Debemos mirar hacia adelante, porque en el mundo de hoy nadie espera a quien solo mira hacia atrás.

…hace décadas el pueblo español decidió, de una vez por todas y para siempre, darse la mano y no la espalda.

Continuará.

Feliz Navidad!

Anuncios

El discurso del Rey (¿apostamos?)

Es, sin lugar a dudas, uno de los discursos más esperados del año, y no le envidiamos el trabajo a su logógrafo (bueno, un poco sí), ya que suele ser el más analizado, denostado, alabado y polémico. Al menos en España. Aquí podéis encontrar el de 2014, por si queréis leerlo. Y aquí abajo tenéis el vídeo.

¿Ya tenemos claro de qué va esto? Pues os proponemos un pequeño juego.

Leer más »

La parte contratante de la primera parte…

La tentación ha sido tan extraordinaria que hemos tenido que caer en ella. Y es que nos han enviado por casi todos los medios posibles este vídeo en el que están plasmadas casi todas las cosas que NO se deben hacer en una intervención pública a menos que tu objetivo sea darte a conocer al mundo. Que también podría ser.

Vedlo, si aún no lo habéis hecho, y decidnos qué os parece.

Y, por cierto, si queréis evitar este tipo de cosas, os invitamos a venir el próximo jueves 3 de diciembre al seminario-exprés #verbaliza. La entrada es libre y os podéis inscribir desde aquí: #verbaliza 

Y el discurso de la semana es…. ¡Oooh! Sí: él.

No lo hemos podido evitar, y ciertamente no es un discurso en sí, más bien se trata de una contestación espontánea a una pregunta. Pero es que en poco más de un minuto, el Arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ilustra uno de los principales errores de los que hemos hablado en los últimos días.

Os ponemos en situación. El prelado es uno de los ponentes invitados al desayuno de trabajo que Fórum Europa-Tribuna Mediterránea celebra en Valencia. Su público es variopinto y así hay entre los asistentes empresarios de distintos sectores, políticos, religiosos, profesores, periodistas, etc. En su intervención, el cardenal aborda varios asuntos: la enseñanza concertada, la reforma de la Ley del Aborto, la unidad de España, etc. Nada fuera de lo común en él, ya que es una persona por lo general bastante correcto y poco dado a polémicas gratuitas.

Llegado el turno de preguntas, alguien le inquiere sobre la “crisis” de los refugiados, y él dice lo siguiente (abajo lo dejamos transcrito, por si no hay ganas de darle al play)

¿Qué nos está pasando en Europa? Hay que ser muy lúcidos. Esta invasión de inmigrantes o refugiados ¿es todo trigo limpio? ¿O vienen con mucha mezcla? Vienen con mucha mezcla. Y en todo caso, dentro de unos años, ¿dónde quedará Europa? Con esa mezcla con la que vienen ahora, no se puede jugar. No se puede jugar con la historia, no se puede jugar con la identidad de los pueblos. Hay que ser lúcidos. Ver quién está detrás de todo esto.  ¿Vienen simplemente porque son perseguidos? Muy pocos vienen porque son perseguidos. Muy pocos. Aquí hay personas que me podrían dar la razón en esto. Muy pocos perseguidos. Nosotros hemos dado pisos a perseguidos, estamos en ello, y haremos más. Y estamos a disposición enteramente, y así lo hemos manifestado a todas las autoridades con las que colaboro enteramente, pero seamos también lúcidos. No dejemos pasar todo, porque hoy puede ser algo que queda muy bien, pero que realmente es el caballo de Troya dentro de la sociedades europeas y en concreto la española.

¿Es el Arzobispo Cañizares un racista, como se ha dicho de él en muchos medios (incluso en el título del vídeo que os hemos dejado)? ¿O más bien ha sido víctima de sus propias palabras?

Si nos retrotraemos a las acciones de este prelado en su diócesis, en la que realmente se han abierto las puertas a los refugiados -más que muchas administraciones públicas- parece existir una contradicción absoluta entre lo que dice y lo que hace (afortunadamente, debemos añadir).

No obstante, debería haber sido más preciso a la hora de expresar la misma idea que han expresado muchos antes que él sin que se montara este revuelo, a saber, que existe una probabilidad cierta -al menos así lo creen las autoridades-  de que los miembros del DAESH aprovechen la ocasión para hacerse pasar por refugiados y llegar así fácilmente a Europa. Pero en cambio, dijo lo que dijo y la mayor parte de las personas que han escuchado sus declaraciones han entendido que los refugiados “no le parecen trigo limpio” al Arzobispo, y hasta una laica de pro como es la vicepresidenta de las Cortes Valencianas, Mónica Oltra, ha tirado de Evangelio para ponerle la cara roja.

La única disculpa que encontramos para tan desafortunada intervención fue que NO la tenía ensayada. De haberse preparado una respuesta coherente a esta pregunta, que por otra parte no era tan difícil de haber previsto, el señor cardenal no se hubiera visto en este apuro.

¿Estás de acuerdo? ¿No? Tu opinión nos importa, ¡compártela!

Y el discurso de esta semana es…

parliament-704254_1280

Esta semana nos hemos fijado en la sesión extraordinaria del Parlamento Europeo, a la espera de que dado que estamos en plena crisis de los refugiados sirios (crisis, así la llaman), podríamos asistir a grandes intervenciones. ¡Cuánta decepción! Los mejores discursos han ido en plan ¿quiénes somos? ¿dónde vamos?, y aunque ha habido sus más y sus menos, pareciera que se hubieran concentrado en dos bloques: nos encanta esta crónica que te dejamos aquí. 

Leer más »

Y el discurso de la semana es….

discurso ganador

Esta semana ha sido especialmente prolífica en grandes intervenciones y discursos. La actualidad política catalana nos ha dejado perlas para el recuerdo, pero ha habido otras personalidades que -sin ser tan beligerantes- han realizado unas intervenciones memorables, de esas que posiblemente pasen a la historia.

Así que a partir de ahora, dado que la lectura de discursos ajenos es una gran fuente de inspiración y aprendizaje, vamos a dedicar los viernes a escoger el mejor discurso de la semana, siempre y cuando haya alguno que merezca la pena. ¿Nos ayudas?Leer más »