“Un discurso técnica y formalmente perfecto no vale nada si el contenido no es veraz”

Entrevista con Juan Megías, presidente del Real Casino de Murcia.

Juan Megías, presidente del Real Casino de Murcia. Foto de Juan Ballester.
Juan Megías fotografiado por Juan Ballester.

Juan Antonio Megías García, murciano de nacimiento y vocación, es el presidente del Real Casino de Murcia desde el año 2003. Gracias a sus conferencias, cursos y otras muchas actividades, el Real Casino es una institución de gran prestigio en el Levante español y su presidente, además, un destacado orador.Leer más »

Anuncios

Renovación, confianza, desastrosa gestión y otras perlas electorales

(Lástima que no puedan levantarse y morder a más de uno...)
(Lástima que no puedan levantarse y morder a más de uno…)

Más que un post, esto es un ruego. Nos acercamos (en España) a la campaña para las elecciones nacionales, y aunque es cierto que desde aquí hemos clamado contra la originalitis aguda de muchos oradores, queremos pedir a nuestros políticos todo lo contrario: por favor, sean un poquito más originales, que Vds. pueden.Leer más »

Y el discurso de la semana es…. ¡Oooh! Sí: él.

No lo hemos podido evitar, y ciertamente no es un discurso en sí, más bien se trata de una contestación espontánea a una pregunta. Pero es que en poco más de un minuto, el Arzobispo de Valencia, el cardenal Antonio Cañizares, ilustra uno de los principales errores de los que hemos hablado en los últimos días.

Os ponemos en situación. El prelado es uno de los ponentes invitados al desayuno de trabajo que Fórum Europa-Tribuna Mediterránea celebra en Valencia. Su público es variopinto y así hay entre los asistentes empresarios de distintos sectores, políticos, religiosos, profesores, periodistas, etc. En su intervención, el cardenal aborda varios asuntos: la enseñanza concertada, la reforma de la Ley del Aborto, la unidad de España, etc. Nada fuera de lo común en él, ya que es una persona por lo general bastante correcto y poco dado a polémicas gratuitas.

Llegado el turno de preguntas, alguien le inquiere sobre la “crisis” de los refugiados, y él dice lo siguiente (abajo lo dejamos transcrito, por si no hay ganas de darle al play)

¿Qué nos está pasando en Europa? Hay que ser muy lúcidos. Esta invasión de inmigrantes o refugiados ¿es todo trigo limpio? ¿O vienen con mucha mezcla? Vienen con mucha mezcla. Y en todo caso, dentro de unos años, ¿dónde quedará Europa? Con esa mezcla con la que vienen ahora, no se puede jugar. No se puede jugar con la historia, no se puede jugar con la identidad de los pueblos. Hay que ser lúcidos. Ver quién está detrás de todo esto.  ¿Vienen simplemente porque son perseguidos? Muy pocos vienen porque son perseguidos. Muy pocos. Aquí hay personas que me podrían dar la razón en esto. Muy pocos perseguidos. Nosotros hemos dado pisos a perseguidos, estamos en ello, y haremos más. Y estamos a disposición enteramente, y así lo hemos manifestado a todas las autoridades con las que colaboro enteramente, pero seamos también lúcidos. No dejemos pasar todo, porque hoy puede ser algo que queda muy bien, pero que realmente es el caballo de Troya dentro de la sociedades europeas y en concreto la española.

¿Es el Arzobispo Cañizares un racista, como se ha dicho de él en muchos medios (incluso en el título del vídeo que os hemos dejado)? ¿O más bien ha sido víctima de sus propias palabras?

Si nos retrotraemos a las acciones de este prelado en su diócesis, en la que realmente se han abierto las puertas a los refugiados -más que muchas administraciones públicas- parece existir una contradicción absoluta entre lo que dice y lo que hace (afortunadamente, debemos añadir).

No obstante, debería haber sido más preciso a la hora de expresar la misma idea que han expresado muchos antes que él sin que se montara este revuelo, a saber, que existe una probabilidad cierta -al menos así lo creen las autoridades-  de que los miembros del DAESH aprovechen la ocasión para hacerse pasar por refugiados y llegar así fácilmente a Europa. Pero en cambio, dijo lo que dijo y la mayor parte de las personas que han escuchado sus declaraciones han entendido que los refugiados “no le parecen trigo limpio” al Arzobispo, y hasta una laica de pro como es la vicepresidenta de las Cortes Valencianas, Mónica Oltra, ha tirado de Evangelio para ponerle la cara roja.

La única disculpa que encontramos para tan desafortunada intervención fue que NO la tenía ensayada. De haberse preparado una respuesta coherente a esta pregunta, que por otra parte no era tan difícil de haber previsto, el señor cardenal no se hubiera visto en este apuro.

¿Estás de acuerdo? ¿No? Tu opinión nos importa, ¡compártela!