¿Quién escucha lo que dices?

Hay poca literatura en torno a un tipo de receptor que podríamos llamar secundario o circunstancial. Si bien es verdad que siempre, en una intervención pública, tratamos de determinar quién escucha o a quién nos estamos dirigiendo (receptor o receptores) con un objetivo muy definido (que nos compren, que nos voten, que se convenzan, que les parezcamos lo más, etc.) muchas veces olvidamos que van a existir también otro tipo de receptores que en principio no son nuestro público objetivo, pero que van a estar ahí.

Al hablar hablas con quien tú crees y con quien no
Al hablar hablas con quien crees y con quien no

Olvidar a estos receptores secundarios o circunstanciales, a los que a partir de ahora llamaremos R2, puede provocar más daños que beneficios. Pero ¿quiénes son?

Leer más »

Anuncios

No es tan fiero el león como lo pintan… ¿O sí?

gatito

Sí, exacto, ¡acertaste!. Vamos a hablar hoy del público. Pero no de cualquier público, sino de tú público. De esas personas que han ido a escuchar lo que tienes que decir y que ahora que vas a salir a escena te parecen fieras a punto de saltarte encima. Pues tenemos una buena noticia para ti: te estás equivocando.Leer más »